Isabel Miranda de Wallace: la independiente ciudadana que amaba a Calderón


Isabel Miranda de Wallace es candidata del PAN al DF porqué lleva tiempo siendo portavoz y avaladora de Felipe Calderón en su guerra contra el narcotráfico. Su independencia ciudadana es otra leyenda urbana en un contexto donde ciertas víctimas de la violencia siguen al pie de la letra la estrategia de Los Pinos.

La ciudadana que siempre defendió a Calderón

Miranda PAN

Miranda de Wallace, celebrando con los suyos (Foto: eleconomista.com.mx)

En el sitio web de Alto al secuestro Isabel Miranda de Wallace narra su odisea personal. Una historia que empezó en verano del 2005 y en la cual un ama de casa decide investigar, buscar y procesar a la banda de maleantes que secuestró a su hijo Hugo Alberto Wallace. En un arrebato de honorable sinceridad confiesa que no tuvo apoyo alguno desde arriba:

Deseo dejar claro que desde el 12 de julio de 2005 a la fecha,  he trabajado SOLA, con recursos propios, esta tarea que se supone le corresponde al Estado, debió ser realizada por AFI, con toda la infraestructura con la que fue creada para combatir la delincuencia organizada,  he sido yo la que ha aportado toda la información, que obra en expedientes de las dos Procuradurías, proporcionando nombres, líneas de investigación, así mismo he realizado directamente la captura de 5 integrantes de la Organización Delictiva, una de ellos Brenda Quevedo Cruz, fue capturada en Louisville Kentucky con ayuda del FBI, los demás están siendo procesados

El director de la Agencia Federal de Seguridad era Genaro García Luna, que luego Calderón convirtió en secretario de Seguridad Pública de su gabinete. Y en esta impresionante mutación desde la crítica a la subordinación, Isabel Miranda de Wallace, considera hoy absurdo pedir la dimisión del hombre fuerte de Calderón. Es más; en  los últimos años la doña no ha lanzado crítica alguna contra est servidor público de frondoso prontuario.

Es parte de una transformación que ha conducido a esta presunta líder social hacía un lugar nada sorprendente; su designación por dedazo presidencial como candidata panista a jefa de gobierno del DF.

La porra de Calderón.

Gallo

Eduardo Gallo, sin pelos en la lengua (Foto: revista.impacto.mx)

El mejor ejemplo de la relación casi orgánica entre ciertas organizaciones de familiares de víctimas de la violencia y el huésped de Los Pinos fue expuesto por el padre de Paola Gallo, secuestrada y ultimada por una banda criminal en Cuernavaca en julio del 2000. El  largo activismo de Eduardo Gallo lo llevó a la presidencia de México Unido conta la Violencia, organismo del cual dimitió en 2010 tras denunciar las prácticas de corrupción y colusión.

El periodista Álvaro Cepeda en un largo artículo de Proceso en mayo del 2011 revela este mecanismo de cooptación ejercido hasta la saciedad por Felipe Calderón:

Pero la cooptación de organizaciones sociales que con Fox inició Martín Huerta ha escalado con Calderón –cuya espiral de violencia ha cobrado la vida de aproximadamente 40 mil personas y el propio PAN reconoce 103 mil asesinatos en una década– mediante recursos públicos y mecanismos de persuasión.

Desde el poder público, afirma, también se busca dividir a los ciudadanos agraviados, como las víctimas de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde murieron 49 niños. “Los padres de familia fueron divididos por el gobierno del estado. A algunos se les han dado recursos para que ya no haya ruido, y los que no han aceptado son los que siguen luchando por que haya justicia”.

También existe la otra cara de la moneda, dice: “Así como hay quienes se dejan cooptar, hay quienes no tenemos precio y actuamos con base en principios y convicciones. Ojalá no hubiera nunca alguien que se dejara cooptar, pero es una debilidad humana a la que muchas personas sucumben”.

Gallo afirma que el gobierno busca hacer que las organizaciones ciudadanas dependan económicamente del Estado para despojarlas de su independencia, pero también controlarlas para que lo respalden en lo que le interesa.

“Por ejemplo, cuando el presidente de la República dice que los gobiernos de los estados no cooperan, de repente líderes de organizaciones se lanzan a la cargada contra los gobernadores que no han construido policías certificadas, pero se les olvida que el gobierno federal tampoco está certificados a todos, porque está atrasado ese programa.”

Explica: “Salen a criticar a los gobiernos de los estados porque no tienen los penales adecuados, pero se les olvida que el gobierno federal tampoco ha cumplido con eso. Avientan la pedrada para otro lado para no confrontarse”.

Cauteloso pero firme, Gallo reconoce que existe cercanía de Calderón con Isabel Miranda, madre de Luis Alberto Wallace, secuestrado y asesinado en julio de 2005, y con Alejandro Martí, padre del niño asesinado en 2008.

“Así es. Cuando vas creciendo en peso como organización de la sociedad civil, entonces evidentemente el gobierno busca tenerte cercano precisamente para evitar que con ese peso que vas adquiriendo puedas generarle un problema, como señalar algo que cause un impacto en la sociedad. Y entonces te llaman, te buscan, tienes reuniones para oír tu opinión, una junta no empieza a tiempo porque no has llegado y te esperan.”

Esta cargada contra los gobernadores, siguiendo las palabras de Calderón, fue seguida al pie de la letra por las asociaciones paleras el 1 de junio del 2011 durante el trigésima sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, cuando Isabel Miranda de Wallace denunció inconsistencias e ineficacia por parte de los gobiernos estatales en el combate al secuestro. Al gobierno federal ni un sólo reclamo.

En campaña con el presidente

El premio que selló la lealtad de Miranda al Presidente Calderón (Foto: mexico.cnn.com)

Esta no fue la primera ni la última vez pero el estilo lambiscón se reveló en su papel en tan publicitado evento del Consejo Nacional de Seguridad Pública. Luego de reconocer la estrategia de seguridad pública de Felipe Calderón Hinojosa “a nombre de la sociedad”, la presidenta de Alto al Secuestro arremetió contra los gobernadores por sus escasos avances para frenar los secuestros en sus respectivas entidades. El elogio a Felipe Calderón fue la nota dominante como contaba Pateando Piedras:

Señor Presidente, en nombre de todas las víctimas le doy las gracias por ese llamamiento a sensibilizar la procuración y la impartición de justicia, la sociedad civil reconoce en usted esa valentía y a ese hombre íntegro que siempre tiene, pero ahora admiramos esa apertura al diálogo y esa capacidad de sensibilización que está usted haciendo, porque es lo que necesitamos

Simpatía que no mostró por los gobernadores que se reunieron en Campo Marte como parte de las reuniones bianuales para discutir temas de seguridad nacional. A ellos les dijo:

Las unidades especializadas en combate al secuestro no existen en todos los estados ni están equipadas con lo necesario, no se cuenta con controles policiales (…) no existe información fidedigna para las estadísticas, se oculta información (…) Ustedes se comprometieron a instalarlas hace más de dos años y hoy estamos hablando exactamente de lo mismo. Por eso, repito, celebro que se den cuenta que éste es un tema toral que ustedes han dejado un lado y lo han olvidado

Si recopilamos la intensa actividad de Isabel Miranda de Wallace apoyando, por activa y por pasiva, la agenda presidencial, todo atisbo de independencia se volatiliza.  Y para el recuerdo, reciente y comprobado, repasemos un artículo de Proceso en agosto del 2011:

Hoy, Miranda de Wallace participa activamente en diversas iniciativas y eventos presidenciales sin ocultar su admiración por Calderón. Tan sólo en 2011 ha acudido como invitada de honor al menos a ocho actos oficiales.

El 9 de mayo, al concluir la marcha encabezada por Javier Sicilia de Cuernavaca al Zócalo capitalino, el poeta pidió la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Miranda se pronunció de inmediato en contra de esa exigencia y hasta descalificó la pluralidad de los participantes en el movimiento.

“El problema fue que no se respetó el espacio ciudadano. Javier Sicilia intentó tener una incursión netamente ciudadana como un cauce de rechazo a la violencia; sin embargo, se infiltraron diversos grupos, entre ellos el SME o gente involucrada con secuestros, haciéndose pasar por víctimas, que nada tenían que ver con el movimiento”, dijo a El Universal.

Miranda acude con frecuencia a actos de la SSP y la PGR, además de los organizados por la Presidencia, inclusive con motivo de temas que nada tienen que ver con el secuestro, la bandera con la que se aproximó al poder. Por ejemplo, el 13 de julio participó en Los Pinos como invitada de honor en la promulgación de las reformas en materia de trata de personas.

Miranda de Wallace: apoyando la guerra de Calderon (Foto: archivo Pulso Ciudadano)

Antes, el 13 de enero, acompañó al subsecretario de Gobernación, René Martín Zenteno, a presentar la Cédula de Identidad para menores de edad, rechazada por organismos públicos como el Instituto Federal de Acceso a la Información, que la considera excesiva, y por organismos civiles que denuncian un fichaje violatorio de derechos fundamentales.

Al ponerse en marcha la segunda etapa de ese programa, en un evento realizado el 10 de junio, en Baja California Sur, Miranda explicó en qué consiste la cédula.

“Ustedes (niños) son únicos en todo el universo. Creo que eso es muy importante que lo tengamos claro. Porque eso nos permite saber lo genuinos que podemos ser por la creación. Yo soy creyente. Yo creo en Dios, y creo que Dios, Nuestro Señor, ahí es donde se ve la mano, que no hizo dos igualitos. Somos tan importantes para Él y, en este caso, también para el presidente.

“Y quiero resaltar lo que yo siempre he admirado del presidente de la República. Aunque a veces me critiquen y me digan que lo defiendo, pero creo en esta lucha que él ha emprendido, creo en sus valores, señor presidente. Creo que ha luchado contra viento y marea en tiempos difíciles, políticos. Y qué pena que algo tan noble como esto también se lleve a la política”, expresó.

El presidente es Dios y Miranda su profeta. ¿Hacen falta más pruebas?

Miranda de Wallace, portavoz ciudadana de Los Pinos

Estos últimos tiempos son un permanente ejemplo que Isabel Miranda de Wallace se ha portado en todo momento como portavoz especial de la presidencia. Atacando a Florence Cassez cuando el presidente tuvo su pleito con Sarkozy, acusando al movimiento de Sicilia de contaminarse con radicales que desvirtuaron su pureza, defendiendo el estado de sitio, el toque de queda  o la propuesta calderonista de Ley de Seguridad Nacional que de facto permitía la suspensión discrecional de garantías. Su cabildeo fue total:

La presidenta de la Asociación Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, exigió a los legisladores aprobar la Ley de Seguridad Nacional, al asegurar que ninguna parte de ella viola los derechos humanos.

Wallace indicó que dicha ley define marcos precisos y muy claros para regular la intervención de las Fuerzas Armadas, con el fin de evitar abusos.

En el marco de una reunión con organizaciones de la sociedad civil, José Francisco Blake Mora, titular de Gobernación, llamó a que aún en medio de las discrepancias, se alcancen los consensos que permitan sacar adelante la Ley de Seguridad Nacional, para transitar hacia el México que todos queremos de paz, orden y tranquilidad.

Un esquema que se repite en todo momento. Y para ver como Isabel Miranda de Wallace ha sido en  2011 la porra cívica de Los Pinos veamos una entrevista en Foro TV donde deja claro que los enemigos del presidente son “fanáticos”. Suma y sigue:

Cada vez que el presidente Calderón ha necesitado un apoyo “ciudadano” tanto para defender al gobierno federal como para apoyar a candidatos de su partido ahí ha estado la tripleta Alejandro Martí- María Elena Morera-Isabel Miranda de Wallace para pasar el menaje. En plena campaña electoral en Michoacán estuvo doña Isabel atacando, en presunto acto ciudadano, al gobierno saliente del PRD y apoyando nada indirectamente a la hermana del presidente Calderón en su frustrado intento de ganar tan preciada gubernatura.

panista

¿Saliendo del closet o asumiendo su membresía? (Foto: sdp.noticias)

Complicidad y silencio. Porqué en estos últimos tiempos Isabel Miranda de Wallace calla siempre y en todas partes cada vez que otras víctimas de la violencia, como el empresario Eduardo García Valseca acusan al gobierno federal.  Este 11 de enero le reclamó en Washington al propio García Luna no darle seguimiento al caso de su secuestro, ocurrido en junio de 2007 en San Miguel Allende, Guanajuato.

Todo el aparato federal, pero también el DF, se puso al servicio de Miranda de Wallace, pero su corazón estuvo siempre con Calderón. Las últimas dudas sobre su papel de ciudadana afín al presidente se disiparon esde la entrega el 24 de noviembre del 2010  del Premio Nacional de Derechos Humanos. La “incansable luchadora social” ya era una operadora del gobierno federal y así colaboró con Los Pinos en la iniciativa de “Ley para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro” que la Cámara de Diputados aprobó el7 de octubre del 2010.

“La seguridad debe estar por encima de cualquier política”, le decía  Miranda al columnista Ricardo Alemán en mayo del 2011. Y rechazaba a todos los que aprovechan el dolor de las víctimas para hacer su propia grilla, como hacía según ella Emilio Álvarez Icaza para postularse en el IFE.

7 meses después, Isabel Miranda de Wallace es la candidata del PAN a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

isabel-miranda-de-wallace-la-independiente-ciudadana-que-amaba-a-calderon