CASO WALLACE : ¿Quién era Hugo Wallace?


Declaración de quince de noviembre de dos mil cinco, ante el agente del Ministerio Público de la Federación, de Vanesa Barcenas Díaz (ex-novia de Hugo Alberto Wallace Miranda) :

Conocí a Hugo Alberto Wallace Miranda cuando yo tenia siete años aproximadamente, esto con motivo de que yo asistía como alumna a la escuela Aztlán, ubicada en prolongación División del Norte, entre avenida de Las Brujas y Acoxpa, precisamente junto a donde la señora Isabel Wallace tiene su empresa, en esa escuela yo cursé desde maternal hasta la primaria y Hugo Alberto Wallace Miranda fue mi profesor de ingles; la secundaria y preparatoria la curse en otra escuela, y debido a ello deje de ver por aproximadamente seis años a Hugo Alberto. En abril de dos mil cuatro, en alguna ocasión que llame por teléfono a mi madre Silvia Díaz López, esta me comento que estaba con mi profesor de ingles, refiriéndose a Hugo Alberto Wallace Miranda, e inclusive le paso el teléfono y hable con él por algunos minutos, concertando inclusive una cita. Quiero aclarar que mi madre se encontraba con él debido a que ella labora en una constructora y en ese momento estaban tratando lo de la compraventa de una casa, que es precisamente en la que habitaba Hugo Alberto, ubicada en calle Galeana número dieciocho, colonia San Jerónimo Lídice, Delegación Magdalena Contreras; posteriormente acudí a la cita y se inició una relación de noviazgo que duró aproximadamente hasta octubre de dos mil cuatro; al principio nuestra relación fue normal, con sus respectivos enojos y reconciliaciones, posteriormente nuestra relación se volvió muy tormentosa, ello debido a que no me gustaba la forma de vida de Hugo, ya que a su edad estaba muy acostumbrado a tener una vida fácil y ligera y yo no veía que quisiera tener una relación formal; de esta relación resulté con un embarazo, lo cual hice de su conocimiento y se alegró mucho, por lo que intuí que le agradó el hecho de que yo estuviera embarazada. Aproximadamente en el mes de Octubre de dos mil cinco, decido terminar la relación, esto porque no me gustaba su forma de vida, y en relación al embarazo, el me comentó que me daría dinero para mantener a nuestro hijo; también en algunas ocasiones me decía que dudaba de la paternidad de mi hijo, y también en algunas ocasiones me sugirió continuar la relación, pero yo decidí ya no continuarla.

La última vez que vi a HUGO ALBERTO, fue aproximadamente a mediados de abril de dos mil cinco, esto debido a que me llamo por teléfono y me invito a tomar un café, en esa ocasión me propuso retomar nuestra relación, pero yo no acepte.

Hace aproximadamente mes y medio, me entere por voz de un arquitecto que participó en la construcción de la casa donde vive HUGO, que este último estaba desaparecido, por lo que considere que a lo mejor se había ido de viaje o estaba con alguna mujer, esto lo considere porque durante mi relación con HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA, este me comento que antes de estar conmigo tenia una vida muy liviana, comentándome que en ocasiones se iba de viaje como de aventura con sus amigos y que tardaban como quince días en regresar, esto lo consideré debido a que no sabía desde cuando estaba desaparecido, pero ahora que esta autoridad me informa que su desaparición data desde el once de julio de dos mil cinco, considero que algo pudo haberle pasado.

Quiero dejar asentado, que cuando era novia de HUGO ALBERTO, este me comento que en alguna ocasión había sufrido un intento de secuestro, sin darme más detalles, solo me recomendó que me cuidara porque a través de mi lo podrían dañar, inclusive fue por ese motivo que se compro la camioneta Cheroki blindada. También me comentó que en alguna ocasión lo buscaban para detenerlo por narcotráfico, aduciendo que era debido a una ropa que le enviaban, sin saber de donde, y que las personas que le mandaban la ropa algo habían hecho, y HUGO ALBERTO me comento que eso era como NARCOTRAFICO, y que por ese motivo estuvo huyendo por varios estados del país, no me dio más detalles de esto, ni yo se los pregunte, pero me dijo que ya se había retirado de todo eso y que lo había hecho por mi.

También, durante mi relación me percate que HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA tomaba mucho; entre semana lo hacia una o dos veces por semana y casi todos los fines de semana, pero no recuerdo que tipo de bebidas consumía, esto lo hacia en ocasiones sólo, en su casa, o con sus amigos, también en su casa o fuera de ella, ya que asistía mucho a fiestas y reuniones. Sus mejores amigos eran KARLA alias “LA VAMPI”, “EL CHOKY”, “EL PUPPY”, su primo, del cual no recuerdo su nombre, hijo de su tía MARTHA, IVAN y COCO, amigos del motociclismo, “EL CHAPARRO”, estos eran muy cercanos a él. Quiero agregar que, en relación a mi embarazo, resultado de mi relación con HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA, a finales del mes de diciembre de dos mil cinco, estando en mi domicilio sufrí una caída que afecto mi salud, por lo cual mis padres me llevaron al hospital, sin saber a cual, y cuando me dieron de alta me informaron que había sufrido un aborto, pero no se más detalles de esto, ya que, como lo manifesté, fueron mis padres quienes me llevaron al hospital. Por último quiero señalar que en el mes de enero de dos mil cinco, sin recordar la fecha exacta, mi hermano Gerardo Barcenas Diaz, de veintisiete años de edad, murió en un accidente automovilístico en la zona de Santa Fe, en esta ciudad, pero nunca hemos asociado ese accidente con la ruptura entre HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA y yo, pero quiero agregar que entre ellos si se conocían y su relación fue buena pero muy limitada. Siendo todo lo que tiene que declarar.

(…) Seguidamente, en Uso de la voz, la declarante sigue diciendo: Durante la presente diligencia escuché el contenido de un casete, en la que se oye la voz de una persona del sexo masculino que dice “QUE ONDA, MIRA ANDO HASTA LA MADRE GUEY, YA SE QUE TE FALLE PERO ME VALE VERGA, QUE, AQUÍ PUTO, QUE ONDA GUEY, MIRAME AQUÍ PISTIENDO GUEY, ME VALE VERGA, SABES QUE GUEY, SABES QUIEN ME JUGÓ”, palabras que son como si esta persona estuviera hablando con otra, porque inclusive se escucha que espera a que le contesten, pero la voz del interlocutor no se escucha; por lo que después de escuchar, en repetidas ocasiones y detenidamente esa conversación, manifiesto que reconozco plenamente y sin temor a equivocarme la voz de la persona que dice “QUE ONDA, MIRA ANDO HASTA LA MADRE GUEY, YA SE QUE TE FALLE PERO ME VALE VERGA, QUE, AQUÍ PUTO, QUE ONDA GUEY, MIRAME AQUÍ PISTIENDO GUEY, ME VALE VERGA, SABES QUE GUEY, SABES QUIEN ME JUGÓ”, como la voz de HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA, ya que durante el tiempo que duro la relación lo escuché muchas veces hablar cuando se emborrachaba y él utilizaba esas palabras, además es su tono de voz y puedo asegurar que es la voz de él, además HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA, acostumbraba hablar por dos teléfonos a la vez; HUGO ALBERTO WALLACE MIRANDA acostumbra traer consigo dos teléfonos celulares…”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s