CASO WALLACE : La conferencia


Publicado : Diciembre 17, 2009
de koldomikel

Agregaremos nuevos documentos exclusivos en los próximos días. Testigos afirman que Hugo Wallace seguía vivo meses despues de su supuesta muerte.

Fueron cuatro mujeres, faltaban más. Mujeres a las que un mal día les cambió todo, les cambió la vida para vivir un auténtico infierno. Una mente maquiavélica había decidido montar una novela y convertirse en protagonista, juez y diosa y salir a la vida real a enderezar entuertos como si de la reencarnación del propio Don Quijote se tratase. Pero la vida real no es una novela, es una realidad y estas mujeres quieren, claman por volver a esa vida real que llevavan como gente decente y trabajadora antes de comenzar esta terrible pesadilla.
Eran cuatro mujeres, en esos momentos representantes de un pueblo, cuatro mujeres cargando sobre sus espaldas las injusticias padecidas por este pueblo a lo largo de su historia. Cuatro mujeres clamando justicia, como justicia millones de veces ha clamado este México mancillado al igual que hoy se mancilla a estas mujeres.
Un cartel del largo de la mesa a la cual se sentaban y a espaldas de ellas, decía: Caso Wallace ¡¡Somosinocentes!!
Frente a los medios presentes se sentaba del lado derecho la hermana de Freyre, considerado por la señora Miranda y por lo tanto de las autoridades y sociedad, el más malo de la novela, el jefe de la banda que secuestró y asesinó al joven Hugo Alberto Wallace Miranda y cuyo cadáver no aparece.

Sin duda que el haber sido judicial no le favorece nada, la gente no los quiere, fue la propia policía la que se ganó el desprecio de la ciudadanía con su prepotencia, lo que hace que hoy en día vea con total indiferencia la masacre que se está llevando a cabo contra todas las fuerzas policiales en general.
Pero la injusticia es injusticia en todos los casos y Freyre las está sufriendo como el que más.
La mujer, alta, fornida y de lineas proporcionadas, vestida toda de negro, cuenta las torturas que sufrió su hermano, ella misma fue testigo de cómo lo golpeaban. Hoy, en una prisión lejana, lo tratan como a un perro, dandose el caso de que le hechan la comida por debajo de la puerta de su celda. Tiene que contar con protección especial, ya que hasta ahí llega la mano de la poderosa señora Miranda.
Pero hay algo que llena de indignación esta historia, aunque en realidad hay muchas cosas. La propia hermana de Freyre, una mujer trabajadora, una mujer que salta a la vista es incapaz de hacer daño a nadie, sufrió los maltratos policiacos y fue enviada a prisión. Por año y medio (uno no sabe si llorar o reirse) estuvo recluida en Santa Martha tras pasar por el arraigo, la señora Miranda en su fantasiosa novela la había formulado cargos que la mujer ni sabía. A los presentes mostraba las numerosas hojas de su libertad y declaratoria de inocencia. Sufrió las consecuencias en carne propia de una gran injusticia y sigue sufriendo por su hermano, quien siempre ha estado dispuesto a declararse culpable e incluso ha manifestado firmar lo que quieran en blanco, con tal de que dejen en paz a su familia. Eso sí, no puede decir en donde “enterró” a Wallace y no lo puede decir porque al igual que Brenda, al igual que Juana Hilda o los hermanos Castillo o el fugado Jacobo, simple y sencillamente no lo sabe.
A su derecha, se hallaba su mamá, la mamá del “terrible” delincuente también ¿Y qué creen? Esta mujer con rasgos de indigena, ya en la ancianidad, una mujer a la que el simple hecho de levantar la mano degradaria a cualquier persona que se tenga por tal, fue de igual manera golpeada, dicen que por policías, pero que en realidad lo fue por verdaderas bestias inhumanas que avergüenzan al género humano de tenerlos entre ellos. Indignación, corage y quien sabe cuantas cosas más sentí al escuchar lasconfesiones de estas pobres e indefensas mujeres.
La señora en pocas palabras explicó como ella había puesto dinero de sus ahorros para que
su hijo estrenara la casa a la que llegó a vivir con Juana Hilda, pensando en ya formalizarse y junto a sus hijas le ayudaron a pintar y prepara la casa.
A su derecha se hallaba la mamá de Brenda, quien hizo de presentadora y quien contácto con su hija por teléfono para que de viva voz contase la agresión sufrida en días pasados.
Mujer distinguida a la que le sobra elegancia y guarda resplandeciente gran parte de la belleza que sin duda tuvo años atrás y que ha traspasado a su hija.
El dolor de esta mujer es igualmente grande. La hija presa acusada de algo que a todas luces no cometió, no necesitaba ser delincuente, es una mujer
de estudios y estuvo en Europa, es decir, lo tenía todo. Conoció a Juana Hida lo mismo que a Freyre por amistad de su novio Jacobo, pero la amistad no pasaba de ahí, no eran íntimos amigos ni formaban ninguna banda, así lo explica a preguntas de una reportera. Y de nuevo la indignación. A la hija presa le tiene que añadir al hijo en Canadá, huido como si fuese también otro delincuente, exiliado de su país por la persecución de una mujer, de la misma de la novela, de Isabel Miranda, quien en una ocasión mandó a sus esbirros a amedrentarle, a un jovencito que lo único que ha hecho es tener una hermana a la que la tal señora le acusa de haber participado en el asesinato de su hijo y cuyo cuerpo no aparece.
Brenda fue clara:”Yo no tomé ningunas fotos y menos estaban en la computadora de la casa de mi mamá, pues ni vivía con ella”.
Y a la izquierda la mamá de los hermanos Castillo. La señora brava, la señora del pueblo que no se calla y otra historia que va enlazada a las demás, otra historia de indignación.
A uno de sus dos hijos, Alberto, lo secuestraron cuando salía de su trabajo. Eren como nueve hombres con los rostros tapados y vestidos de negro y con la señora Miranda entre ellos. Lo tuvieron dos horas golpeándole y haciéndole preguntas sobre en donde estaba Hugo. Al fin lo entregaron a la llamada justicia. La señora, quien por cierto, ahora cayó en el secuestro y sigue libre, dijo que era otro de los culpables del asesinato de su hijo y el joven fue a parar al Reclusorio Norte y hacerle compañía fue su otro hermano, quien se presento voluntariamente a declarar y sufrió la misma acusación.
Con los dos hijos en la cárcel, en silencio, la mujer comenzó a vivir el infierno. Tenía que pagar en el reclusorio a presos porque le decían que la señora Miranda había pagado para que los matasen y sólo pagando los podían proteger. La señora está en la ruina y no puede ver a sus hijos, los cuales han sido bestialmente torturados, entre otro tipo de torturas sufrieron la bolsa, en donde te ponen una bolsa de plastico en la cabeza hasta que sientes que te axfisias. Cuanto dolor para una madre saber el sufrimiento que están padeciendo sus hijos y sí, antes de que nadie lo diga, cuanto dolor para una madre cuando secuestran y asesinan a su hijo y ni el cádaver encuentran. Creo que en esto todos estamos de acuerdo, pero no se puede castigar al primero que se te ocurre por algo que no ha hecho.
Y una gran verdad de esta mujer digna y valiente. Es injusto la manipulación que hemos recibido la sociedad ante este caso y me incluyo, ya lo he mencionado en otros lugares, me tragué el cuento de que eran culpables y me pongo de ejemplo, rectificar es de sabios.
En la sala un joven, tío de los hermanos Castillos, nos hablaba de algo sorpresivo, en internet, en una página de Chile, vieron a una persona muy parecida a Hugo, se hizo un comentario y la página al día siguiente no estaba. Al parecer tienen bauches de la targeta de crédito de Hugo, que señala haber sido empleada después de su supuesta muerte. Al parecer hay otra persona, amigo de Hugo, que dice haber recibido una llamada telefónica de él después igualmente de su desaparición.
Y una pregunta importante que
hizo alguien, que nos hacemos todo y que no encontramos la respuesta: ¿Por qué la señora Miranda se empeña en culpar a esta gente? Sólo ella tiene la respuesta, aunque cada quien tiene sus argumentos y uno es el de que está vivo y teniendo unos culpables de su muerte se puede tal vez cobrar un seguro de vida. Algo que causa también cierta duda, es por qué el padre de Hugo no quiere
saber nada del asunto y según se mencionó, hasta ha dicho que su hijo no estaba secuestrado.
Las mujeres hacen un llamado a
la prensa para que digan la verdad y no sigan creyendo todo lo que dice la señora Miranda. Tienen miedo, pues ya han visto del poder de la señora, poder por demás asombroso y que uno no se explica.
Si en verdad son culpables que sean juzgados, pero que la señora deje de torturarlos y perseguirlos, claman con razón estas sufridas mujeres.
Por mi parte creo que este caso va a perjudicar cara al exterior tanto a las autoridades como a la propia señora Miranda, quien al final va a pagar todos los atropellos que va cometiendo.
Por unanimidad las cuatro mujeres lanzan una advertencia: ¡Si algo nos pasa a nosotras o nuestros familiares, hacemos responsable a la señora Isabel Miranda!
Las autoridades se supone que estan para hacer respetar la ley a sea quien sea y es evidente que estas personas están en peligro porque la ley protege a quien la esta violando con toda claridad. Creo que ya es hora de actuar y parar esta persecución antes de que tenga fatales consecuencias.

Anuncios

Las voces de Brenda, Sandra y Maria en una carta de Brenda dirigida a Koldo


Estimados lectores,

Hoy vamos a seguir en el camino que abrió Koldo Mikel cuando creó su blog Cárcel de mujeres.
Como ustedes ya lo saben Carceldemujeres2 es la continuación del blog original de Koldo y de alguna manera el santuario donde preservaremos los artículos que él escribió antes de ser detenido (ilegalmente) por la policía federal hace algunos meses. Hasta que Koldo reencuentre su libertad, seguiremos con el objetivo del blog original, el cual era: sacar la voz de las mujeres presas.

Hoy publicaremos la carta que Brenda Quevedo Cruz, acusada por la Sra. Wallace del secuestro y asesinato de su hijo, le quiso enviar a Koldo, cuando precisamente lo detuvieron y le borraron el blog.

Brenda Quevedo Cruz está detenida en un Penal Federal de Máxima Seguridad en Tepic, Nayarit. En su carta también deja la palabra a María Elena Ontiveros y a Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacifico”.

Les advertimos, estimados lectores, las voces que están a punto de escuchar a través de la lectura de esa carta les va a poner la duda en todas sus certezas, van a poner a prueba la confianza – hasta la fe – que solíamos tener en nuestras autoridades y nuestros medios de comunicación.

También aprovecho la oportunidad para decirles que los agentes de la Policía Federal hacen cada vez mas uso de la fuerza, de sus armas para irrumpir en los domicilios de las personas de las que les conviene sospechar de delincuencia organizada, como lo hicieron ayer cuando devastaron los domicilios de un escritor reconocido y psicoterapeuta, y de Patricia Magaña, académica de la UNAM.

Koldo, no creo que tengas acceso a internet en el centro de detención en que te encuentras, pero quiero que sepas que aquí sigue tu obra y que es un honor publicar en tu nombre la carta que te escribió Brenda.

Para todas las mujeres injustamente encarceladas…

Koldomikel (2)

Querido Koldomikel:

Hola, antes que nada espero que te encuentres muy bien de salud y todo en general.

También agradezco de antemano como siempre desde que empezaste a intervenir en todo esto; tu interés, tus agallas para enfrentarte junto con nosotros a este monstruo de siete cabezas, entre corporaciones que supuestamente imparten justicia, jueces que supuestamente dictaminan de acuerdo a la ley, medios de información que desinforman en lugar de presentar la noticia veraz como su propia ética así lo exige, el mismo Presidente que tiene favoritismos hacia gente pudiente y que los demás simplemente no importan, pero sobre todo, la cabeza más grande del monstruo, que es la perversidad de una señora, perdón, de una persona porque darle el nombre de “señora” sería mucho  para ella, la cual se vale de la corrupción, la violencia, la mentira y la manipulación de la verdad para alcanzar intereses personales, pisando a quien se le atraviese en su camino.

He leído algunos casos en tu blog que me ha mandado mi familia, en donde leí todo lo que le hicieron a Jacobo, la desesperación de su familia, y me da mucho coraje ver todo lo que sigue haciendo esa persona, tanto daño, y toda esa maldad, pero según ellos, ¡son gente de bien??!!.

Mira, te escribo para que sepas como nos tienen en este nuevo Penal Federal de Máxima Seguridad, todas somos foráneas, como sabrás nos mandaron hasta Tepic, Nayarit, estamos todo el día encerradas con candado, no salimos más que 2 veces a la semana a las canchas a caminar, jugar, o lo que podamos hacer en los 45 minutos que nos dan de deportes.  Pero eso no es lo malo, por la misma distancia casi nadie tenemos visita, la visita es cada 12 días, y solamente entran máximo 3 personas, las cuales tienen que haber sido aceptadas y autorizadas, mandando infinidad de papeles, ¡es un verdadero calvario!, y ni creas que es como en Santiaguito, que todos salen a visita, acá si tu estas en visita, solo puedes salir con las de tu estancia, o sea otras 3 internas ese día, son solo cuatro palapas, cerradas, debajo del sol, con un calor impresionante y no puede la familia meter nada de comer ni de nada, les dan agua caliente y ya es todo.

Las llamadas nos dan una cada semana de 10 minutos y solamente podemos dar 2 teléfonos de casa que previamente hayan sido autorizados y acepten llamadas por cobrar, o sea, que ni cómo llamar a los abogados, estamos lejos de la familia, de los juzgados en donde están nuestros casos, de todas las formas estamos en desventaja de defensa y apartadas de nuestra familia, está horrible, INFRAHUMANO, no tenemos nada de clases, todo el día encerradas, a veces nos sacan a ver una película, pero casi siempre es perdedera de tiempo; al principio nos daban pintura y confitería, pero duró muy poco, en serio que está muy mal organizado todo esto y creemos que las Leyes Mexicanas dicen que pues deberíamos de estar en contacto con nuestra familia y nuestro abogado, pero aquí es casi imposible, hay compañeras que desde que llegamos no han podido hablar con nadie “imagínate”!!

Sé que todos estos nuevos proyectos de cárceles federales han sido grandiosos, desde el presidente Fox, y ahora este presidente sigue su tratado Mérida con E.U. y la obra patrocinada por este último, de toda esta clara vejación de las Leyes Mexicanas para elevar y llevar a cabo la resolución de intereses americanos (E.U.).

Todo esto lo escribo para que tu nos puedas ayudar a que esto salga a la luz pública, que la sociedad no nos olvide y nos ayude, ya que desafortunadamente nuestro propio gobierno es él que nos hunde, sin importar si somos delincuentes o no, la verdad no te imaginas las historias de torturas y de casos de familias completas que agarran los policías, alegando delincuencia organizada, y esto de seguro por los bonos económicos que les da el gobierno o por el orgullo de agarrar a tantos delincuentes en tan poco tiempo; qué importa que tengan o no tengan que ver, el chiste es que llenen sus cárceles y que salgan en las noticias lo buena y eficiente que es la policía y que Felipe Calderón se pavonee con sus  triunfos.

Te juro que estas nuevas cárceles federales son súper crueles. ¿Qué readaptación podría alguna persona tener cuando todo el día estas encerrado? No hay trabajo, no hay casi actividades y lo peor, te alejan de tu familia, es una crueldad no tener comunicación con el exterior, cero televisión, 1 llamada a la semana de 10 minutos, sin comunicación en mi caso con mi abogado; así como muchas otras, nuestros juzgados súper lejos, tenemos todo en nuestra contra para una buena defensa, que hacemos, no es para estar desesperadas, tristes, impotentes, sentirnos que la justicia se burla de nosotros al entender que el mismo sistema es el que nos pone obstáculos para todo, hasta se viola nuestro derecho humano fundamental de “estar cerca de nuestra familia”, imagínate las que tienen hijos, yo las veo y casi se están volviendo locas al no poder tener casi contacto con ellos, eso que no somos sentenciadas, o sea ni siquiera se nos prueba la culpabilidad pero ya se nos castigo desde el proceso de esta forma.

¿Por qué se permite tanto?, si tenemos que pasar por un proceso legal, como procesadas tenemos todavía derechos civiles, pero todo es vulnerado en este lugar, nadie es nada ni valemos nada, nos tratan como lo peor, siempre la humillación, cuando salimos de las estancias es obligatorio “vista abajo, manos atrás” y para todo nos hacen revisiones corporales, cada que entramos y salimos, es un trauma que nadie nunca vamos a olvidar, gritos para todo, es una tortura emocional.

A continuación te quiero compartir el sentir y la opinión de alguna de mis compañeras para que te des cuenta y también ellas quieren alzar la voz.

1)      Hola señor Koldo, soy Mary y me encuentro con Brenda, quiero decirle que en este lugar es tan injusto que nos tratan como animales y no como seres humanos, aquí ya nos condenaron aun cuando estamos todavía en un proceso para demostrar que no somos lo que un gobierno federal inventó.  Decirle por todo lo que hemos pasado, es una película de terror, nos presentan ante los medios enorgulleciéndose de nuestra captura, nos hacen ver como lo peor de la sociedad, destruyendo nuestras vidas y la de nuestras familias, pasamos por todo tipo de torturas; cuando me detuvieron (yo no sabía ni porque), me torturaron todo un día y entre golpes y toques eléctricos para conseguir que yo aceptara mi participación en el delito que se me imputa, al mismo tiempo que me amenazaban con hacerle daño a mi hijo de 5 años de edad.  Ahora estoy pagando por algo que solo Dios sabe que no cometí, pero como no hay gobierno que dure 100 años, al igual que sus mentiras, Dios nos va a hacer justicia y saldremos de este campo de concentración en donde su única finalidad es acabarnos psicológicamente.  Gracias por apoyar a personas como yo, que nos encontramos en esta situación y en este lugar.

Firma: María Elena Ontiveros – Caso Marti   

2)      Mi nombre es Sandra, de antemano sé que con unas cuantas personas que expresamos nuestra situación y dolor, esto no va a cambiar ; el gobierno de Felipe Calderón ha sido el sexenio del terror, estadísticamente comprobado, son los años donde el tema principal ha sido el narcotráfico, siempre su lema ha sido “acabar con la delincuencia”, cuando realmente la delincuencia esta en él y a su alrededor, cada policía caído en su gobierno es reconocido como héroe, donde el mismo preside los honores de los caídos, pero cuando son descubiertos en vida son detenidos y exhibidos, no le parece a usted sorprendente que los detenidos si son culpables y los caídos son héroes y víctimas de la delincuencia, pero de la delincuencia del gobierno, pero como muchas, formo parte de la supuesta guerra ganada del Presidente Felipe Calderón, que como muchas personas formamos parte de esa estadística para servir a Calderón en sus informes políticos como triunfos inventados, yo no digo esto sin pruebas, fui absuelta por los 3 delitos que me crearon; por otra parte 2 jueces federales y 1 juez de amparo determinaron mi “no extradición”. Ahora nuevamente me abren otro proceso de lavado de dinero que ya había sido juzgado y había salido absuelta, violando también mi amparo de traslados; pisotean todos los derechos humanos de nosotras; ingresada a este penal federal por donde empiezas con humillaciones, gritos, desnudarte, tomarte fotos y amedrentarte con amenazas, yo me pregunto, cuantos de ellos tienen que estar aquí (creo que casi todos).  Aquí en México si eres una persona reconocida, política, artista o acaudalada, eres inocente de cualquier cosa, si eres un ciudadano  más, eres culpable de cualquier cosa; de que nos podrá servir hablar, pienso que hay millones de personas  privadas de su libertad que también han de haber  mandado al igual que a nosotras el horror de su situación, pero nada cambia, el pueblo de México tiene una venda que los mismos medios de comunicación no les deja quitar, por lo que pasa en periódicos, T.V., etc., la gente lo cree y no hay casi medios que saquen la verdad.  Esperaremos, que pasara con el tiempo?, me despido dándole las gracias y con la esperanza de una luz, La vida.

Firma: Sandra Ávila Beltrán “La Reyna del Pacifico”. 

Hay muchas personas más que quisieran dar su comentario, pero como es un poco difícil hablar de esto en voz alta o pasarnos por escrito las cosas, mejor me atreví a pasarles tu sitio de Mujeres Presas, o si puedes darnos tu dirección para escribirte directamente por correo, bueno, tu dámelo sale?

Aquí sigo en espera de lo que viene en mi proceso, careos y pues a ver que mas ganchos al hígado nos quieren dar, pero al igual le pido a Dios que nos ayude y pronto todo se acabe.

Gracias Koldo de nuevo por todo y seguimos en contacto, cuidate mucho, que Dios te ilumine para que hagas llegar lo sentimientos, pensamientos e historias de gente como yo que tenemos manos y boca tapados a toda la sociedad.

Saludos y un gran abrazo.

Brenda Quevedo Cruz         

Por otro lado, mi tía Claudia me mando una carta en donde me puso unos comentarios que han escrito en el blog de Koldo, dos son de Islas Marías, me parecieron bien lindos, que me hayan escrito, que se acuerden de mi y quería decirte que por favor pongas esto en mi nombre ok?

Hola soy Brenda, antes que nada agradezco a todas las personas que se han tomado el tiempo de escribir sus comentarios y de leer y seguir esta historia de terror. Me encuentro en Nayarit, en la primera cárcel Federal de Mujeres y en verdad todavía ni la acaban pero ya nos metieron.  Más o menos ya somos 85 mujeres, y siguen trayendo a más gente de SIEDO principalmente.  Seguimos esperando que un milagro suceda, ya que al parecer la corrupción esta a todo lo que da allá afuera.  Yo no creo en nada más que en Dios, estoy desilusionada de este sistema de “justicia”, cada vez oigo peores historias de torturas, familias destrozadas, hijos abandonados por ser madres que están en la cárcel y ni siquiera  tenemos la opción de estar cerca de nuestra familia, solamente acá nos dan 10 minutos por semana para hablar por teléfono, esta terrible, y eso que estamos procesadas, o sea todavía somos inocentes hasta que el juez federal dicte sentencia no?, pero ya la estamos pagando, ¡qué mal esta todo esto!.

Dios es el juez y para mi es el único, aunque la policía y el sistema en general nos condene sin pruebas.  De Dios nadie escapa y esa misma gente pagara entre otras cosas, tanto daño que nos han hecho y sé que pasara algo bueno al final del día, siempre el sol brilla al final de cada tormenta.

Koldo, especialmente gracias a ti por tu ayuda y tu apoyo; Dios te bendiga y seguiremos adelante con esto, que mal que no haya personas en los medios de comunicación que realmente hagan su trabajo y lleven a cabo la ética que deberían tener.  No investigan, solamente solapan lo que una persona influyente diga,  porque “les conviene quedar bien”, ¡que mejor se retiren y trabajen para ella!, si tan hambreados andan y dejen el camino a alguien que si quiere ejercer el periodismo con la responsabilidad que la profesión lo requiere, ‘SER IMPARCIAL” y dar a conocer las dos partes.

Me despido, mandándole a todas las personas que escriben, muy buena vibra y mucha luz en sus vidas.  Sé que no solamente estar en la cárcel es un problema, afuera hay mas, pero el ser humano es tan fuerte como su corazón se lo indica, siempre hay que escucharlo como lo dice en el libro del “Alquimista”, “todos tenemos una leyenda personal, síguela y mira a tu alrededor todas las cosas hermosas que Dios nos da, créeme son mas buenas que malas, da gracias y aprovéchalas”, tú que estas afuera.

Seguimos en la lucha, gracias y besos.