LÀGRIMAS DE INOCENCIA


Octubre 6, 2009 de koldomikel

Enriqueta Peña Guzmán vivía feliz en compañía de su esposo y tres pequeños hijos en el Municipio del Valle de Chalco, Estado de México. El domicilio lo tenían dentro de un predio. Al fondo a la izquierda se encontraba la casa familiar y en frente, a la derecha de la entrada un departamento. Enriqueta trabajaba con productos naturales y tenía una oficina cerca del domicilio conyugal.

La necesidad económica para ayudar con el gasto familiar, ya que el esposo no ganaba mucho, les llevó a rentar el departamento.

Para rentarlo llegó una pareja adulta. El hombre se llama Eduardo y la esposa Laura.

Pasa el tiempo, no mucho, cuando Enriqueta va manejando su carro y recibe una llamada al celular.

-Escucha lo que te digo hija de tal -le dice una voz desconocida -vete a tú departamento y recoge una caja que verás ahí en la entrada y no hagas nada porque matamos a tus hijos. El individuo no la dejaba hablar y cada vez que Alejandra trataba de pedir alguna explicación la llenaba de insultos y amenazas hacía ella y los hijos.

Alejandra temblando de miedo se dirige al departamento que renta. Al llegar ve la puerta abierta, entra extrañada y tras preguntar si hay alguien avanza con paso dudoso. Ve una recámara y sobre la cama hay una joven, todavía una niña.

-¿Qué haces aquí muchacha? -Pregunta Enriqueta con gran extrañeza.

-No me haga daño señora -responde la joven quien está temblorosa y asustada.

Alejandra le dice que no se preocupe, que a ella la han amenazado y por eso está en el departamento. La joven le dice que la tienen secuestrada.

Alejandra la saca rápido del departamento y se la lleva en su carro rumbo a la delegación para denunciar los hechos.

Cuando van circulando y al llegar a un semáforo, la joven se baja de golpe y echa a correr en sentido contrario al tráfico, por lo que se escapa de Enriqueta, quien angustiada por los acontecimientos se olvida hasta de denunciar los hechos.

Estando posteriormente en la oficina recibe una llamada de una vecina, quien le dice que la policía está en la casa y están revolviendo todo el departamento. Enriqueta pide que le esperen un rato que sale para allá y en cinco minutos llega.

Cuando se presenta en su casa, la policía ya se ha ido, lo que con el trascurso del tiempo la hace pensar que ya todo pasó y más cuando habían sido detenidos Marco Antoni Lara que era el verdadero nombre de Eduardo y su esposa, del compinche, al parecer quien le habló por teléfono, nada más supo.

Pasa un año. Cuando parece que aquellos momentos de angustia van quedando en el olvido es detenida por la policía y acusada de dos secuestros.

La detención le cae de sorpresa. Sucede a las dos de la tarde cuando se dirige a la oficina. Va en carro y con ella van sus tres hijos de 6, 10 y 14 años. Se baja del carro mientras los hijos la van a espera a que regrese de la oficina para llevarlos a casa. En ese momento es detenida y se la llevan, mientras los hijos se quedan solos hasta que llega el padre a por ellos.

La joven secuestrada declara que enriqueta es la que abre la puerta del cuarto y con esta declaración la acusan del secuestro.

En el careo que tiene con la joven le pide que diga la verdad, que fue ella la que la libro del cautiverio. Al parecer la joven no ha visto bien a la otra mujer y esto la hace pensar que era Enriqueta la que la daba de comer.

Enriqueta le pide a la joven que reaccione y la hace ver el daño que la está haciendo, pero tal vez por ser demasiado joven no se da cuenta de las cosas.

Cuando tiene cerca a Marco Antonio Lara le dice lo mismo.

-¿Ya ves el daño que me estás haciendo?

-No señora, yo no he declarado nada contra usted -le responde.

Hay otra persona que también fue secuestrada, a esta la habían tenido en una casa aparte de la de Enriqueta, apartada por varias otras viviendas.

La acusan a Enriqueta del secuestro, al parecer no hay nadie más cerca para acusar.

La que fue secuestrada dice que la mujer que la cuidaba era gorda, Enriqueta es todo lo contrario. Hoy está delgada con siete kilos de más, según indica, que cuando la detuvieron. Sin embargo esa característica y algunas otras, como color de piel y tipo de cabello, coinciden plenamente con la supuesta esposa de Marco Antonio, la tal Laura.

Enriqueta no tiene ni la más mínima idea de quién es esa persona secuestrada, pero ha sido alcanzada con todo su poder por el brazo de la injusticia y está perdida. La llevan al Reclusorio Femenil de Santa Martha en donde lleva tres años y medio. Pero vean esto:

La sentencia que le dan a Enriqueta es de 50 años de prisión y la de Marco Antonio Lara, recluido en el Reclusorio Norte de… 24.

Un caso más de los que no se entiende.

Enriqueta es una mujer con cara achinada y bonita. Su figura luce delgada y su amargura salta a la vista.

No puede evitar que las lágrimas salgan de sus ojos negros.

-Me dedicaba a trabajar y a mi familia y jamás he cometido delito alguno -me dice mientras su rostro muestra el gran dolor de la injusticia.

50 años no piensa estar en prisión, ni tan siquiera 30, pues ya piensa en la muerte antes que aguantar esa cantidad de años sin haber hecho nada y tan sólo por la ineptitud de las llamadas autoridades y por las santas pelotas del juez.

Esta mujer es inocente.

De vez en cuando recibe la visita de los hijos y el esposo, quien apenas tiene trabajo para sobrevivir.

Aunque participa en varias actividades, entre ellas en la rondalla, para tratar de hacer los días más soportables, a las noches se despierta seguido y llora, llora de angustia, de soledad y sobre todo de injusticia.

Calificada por las compañeras como una mujer ejemplar, sin contar con abogado, pues siempre le prometen que con cien mil pesos la sacan, pero ella no se fía ni tiene tal cantidad, prácticamente están en la miseria, no le queda más que seguir llorando. A Enriqueta parece que nunca se le van a acabar las lágrimas, esas lágrimas amargas que son las lágrimas de la inocencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s