LA REINA QUIERE SUICIDARSE


Octubre 14, 2009 de koldomikel

Platicaba yo en Santa Martha con una muchacha a la que acababa de conocer y me contaba lo terrible que es ese lugar para estar presa. En la plática y de la forma más natural, para confirmar sus palabras me puso el ejemplo de Sandra Ávila, conocida como la Reina del Pacífico, quien en días pasados se había intentado suicidar.

La sorpresa que me llevo es tremenda. Los medios de comunicación no han dicho nada al respecto y desconozco la noticia por completo.

Le pregunto a la muchacha cómo fue y me explica que se encerró en su celda, en donde como un privilegio y gracias al dinero, vive ella sola. A continuación comenzó a prender fuego a sus prendas, siendo rescatada a tiempo por las custodias.

La noticia sin duda es un bombazo, demasiado como para ser cierta y que nadie se haya hecho eco de ella. Le insisto a la muchacha si está segura de lo que dice y responde que sí, pues aunque vive en otra instancia se lo aseguraron compañeras que están junto a Sandra.

Hablamos un rato más sobre el tema. Vemos que no es raro que esta mujer esté desesperada, ya que al margen de que sea inocente o no, con respecto al narcotráfico, de lo cual habla tendidamente en el libro que la escribieron, enfrenta el grave problema de la extradición. Al rato viene la interna a la que visito y otra amiga que siempre nos acompaña. Cuando me quedo solo con las dos les pregunto por este caso y ambas me dicen que sí, que ellas también lo escucharon como cierto, aunque de igual manera, por ser de otras instancias, éstas visten de azul y La Reina de beig, no fueron testigos de los hechos.

Al rato conozco a una nueva interna y le pregunto de igual manera por el tema, me dice que no, que ella no sabe nada y que lo cree poco probable.

Vuelvo a insistir con mis dos amigas hasta que una de ellas queda en averiguarlo bien, pues hasta hace poco vestía de beig y vivía cerca de la Reina, por lo que conoce muchachas que están junto a ésta.

Quedamos en que al rato me llama a mi casa para darme la información exacta.

Son como las siete de la tarde cuando me habla. Efectivamente, fue el jueves pasado. La Reina, quien padece una depresión, intentó suicidarse quemando las ropas en su celda. El humo puso en alerta de inmediato a las compañeras de su estancia quienes llamaron al personal de vigilancia y gracias a una rápida intervención pudieron evitar que la mujer sufriese daño alguno.

A La Reina del Pacífico le habían quitado el seguimiento, esto es una vigilancia especial para determinadas presas y que hace que las 24 horas estén vigiladas por custodias.

Esta mujer puede morir quitándose la vida y es que al parecer, su mayor sufrimiento es saber que la van a llevar a Estados Unidos.

No me voy a meter en el tema de si es inocente o culpable, ahí está el libro en el que cuenta su historia para quien quiera saber su vida y juzgar sobre que tanto dice la verdad o qué tanto puede mentir, lo que yo veo una injusticia y creo ya lo menciono en el otro tema dedicado a ella, es lo de la extradición y no sólo por ella, sino por cualquier mexicano.

Se me hace inconcebible que un país extradite un nacional a un país extranjero, pues entonces ¿Para qué sirve el país de uno? ¿Tan sólo para ser muy patriotas cuando gana una selección de futbol u otro deportista? Estados Unidos no extradita a sus nacionales y tenemos el ejemplo de Francia, quien su propio

Presidente intervino para que llevasen a su país a una mujer que había cometido un grave delito en México.

Nuestro país negó la extradición porque el delito se había cometido aquí, pero el detalle ahí queda y mientras Francia reclama a un delincuente para que purgue la condena en su país, el nuestro entrega a connacionales para que sean encarcelados, tal vez de por vida, en un país extranjero. En verdad que es por demás absurdo.

Esto no quiere decir que entonces alguien que comete un delito grave en un país se refugie en el suyo sin pagar lo que hizo, sería por demás injusto, simplemente, si en este caso, Sandra Ávila, cometió un delito en Estados Unidos, que la juzguen y que sea en México en donde cumpla su sentencia. Bajo ningún concepto se puede aceptar que un nacional sea entregado a otro país.

La Reina del Pacífico vuelve a tener la vigilancia especial, no obstante puede volver a intentar el suicidio y conseguirlo. Hay que proteger a esta mujer. No digo, en modo alguno, que esto le vaya a servir de chantaje y la dejen libre si está demostrado que es culpable, pero sí creo que unas platicas psicológicas la pueden ayudar a sobre llevar la dura prisión. Hoy mismo me habló una muchacha a la que conocí hace como un mes, para decirme que le hizo mucho bien hablar conmigo y agradecía a Dios el haberme conocido.

No es por vanagloriarme que cuento esto, simplemente le hablé de los beneficios que puede encontrar en su encierro que la lleven a ser un día una mujer de provecho y no caer en los errores que se presentan en la calle.

Sin duda que la vida de Sandra peligra, esto es un hecho, corresponde a las autoridades cuidarla para que nada le suceda y pague por sus delitos si es culpable o sea puesta en libertad lo antes posible si es inocente, pero esto no puede volver a ocurrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s