FALLECE SUSANA MATUS


Octubre 28, 2009 de koldomikel

La vi en mi regreso a Santa Martha y ya con el fin de recoger relatos para el blog.

Entrevistar a una mujer que ha matado a un hijo es por demás difícil, pues por lo general tan sólo quieren olvidarse del caso y preguntarles si te quieren dar una entrevista es algo que en verdad no me atrevo porque sé lo difícil que resulta para la filicida recordar el pasado.

Por ello, cuando conocí a Susana, me limité a observarla, observación que quedó plasmada en el artículo titulado: La triste Susana Matus y que pueden verlo haciendo clic en la lista de títulos.

En el mencionado comentario no indiqué algo y es que además de ver su terrible tristeza en los ojos, de repente le comenzó a escurrir un hilillo de sangre de la nariz.

Su mamá, que como se indica también en el otro comentario, es al igual que el papá por demás gente humilde, rápido sacó un pañuelo para que su hija se secase la sangre que pronto paró.

La verdad que es una de las muchachas que más tristeza me ha dado conocer, pues se le veía una tristeza, una amargura, difícil de olvidar.

Nunca más la tuve cerca, tan sólo en una ocasión pasó a cierta distancia de donde me encontraba y seguía con esa triste mirada que al parecer nunca le desaparecía.

Algún tiempo después me enterré que la habían trasladado a Tepepán, al psiquiátrico, en donde como también lo indico en el otro comentario, debía de estar.

Pensé que este traslado se debía únicamente a su estado mental, nunca le di importancia a aquel ilillo de sangre que le escurrió de la nariz.

Ayer me dan la triste noticia de que Susana Matus falleció hace días en el psiquiátrico de Tepepán. Al parecer tenía leucemia y según me indican, sin que lo pueda certificar a ciencia cierta, no le suministraron las placentas que necesitaba y falleció.

Sé que para muchos y muchas, corazones insensibles y que se piensan al parecer que todo el mundo debe tener la “perfección” que ellos, se alegrarán de este deceso. De sobra sé que Susana cometió algo terrible, asesinó a su propio hijo a base de tortuturas, sin embargo, también sé, que a ella la maltrató la vida al grado de convertirla en un ser que no conoció más que el sufrimiento.

Delgadita, de estatura media y guapa de cara, Susana vivió en su corta vida un auténtico infierno. Es evidente que nadie en su sano juicio y teniendo una vida normal, hace lo que ella hizo, pero ella no tenía una vida normal. Enferma como sin duda ya lo estaba, se encontró con el desprecio del padre de su hijo quien ya la abandonaba sin tener la más mínima piedad para ella, quizás en esa frustración de dolor golpeaba a lo que más quería hasta que muy posiblemente, sin darse cuenta, le quitó la vida, la misma vida que ella había traído al mundo.

Susana ha dejado de sufrir y lo ha hecho en plena juventud. Por desgracia nunca pude darle una palabra de consuelo o tenderle la mano amiga, pero desde aquí vaya mi más sentido pésame para su familia.

Mi estimada Susana: ¡DESCANSA EN PAZ!

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s